lunes, 3 de diciembre de 2012

Altas Capacidades y sus Calamidades

Hoy hablaré con toda sinceridad sobre las altas capacidades. Quiero hacerlo por que me doy cuenta de que el mundo no percibe a los niños con altas capacidades ni a sus padres como son en realidad. Nos han creado una imagen distorsionada y muy lejana a la realidad y por eso muchos pasan el tema por alto, para no ser considerado elitista o presumido.

Primero que nada debo decir con la mayor sinceridad que no es de lo más "cool" tener niños de alta capacidad. Tampoco hice un blog para presumir a los míos, ni para hacer sentir menos a quienes tienen niños "normales" (normales entre comillas por que todos somos personas únicas)

Siguiendo con la sinceridad debo admitir que es verdad que presumimos a nuestros hijos, pero eso no es nada raro en el mundo de los papás ya que desde el momento en que nos volvemos padres, algo surge en nosotros y es una capacidad increíble de admiración por nuestro pequeño. Ya sea que balbucee o diga sus primeras palabras, logre pararse, sostener sus juguetes o caminar; en fin, todo lo que haga será motivo de orgullo para nosotros sus papás. ¡Es genial sentirnos orgullosos de nuestros hijos! Lo malo creo yo sería no hacerlo, tenerlos en poco o minimizarlos. O sentir que nada de lo que hacen es suficiente para ganar nuestra aprobación. En este caso, el orgullo que siente un padre que tiene un niño superdotado, es exactamente igual al orgullo que siente el papá con un niño deportista, o uno que sabe cantar o que saca excelentes calificaciones (que por cierto, muchos de los padres con niños superdotados no siempre tenemos el gusto)

Todos los niños, ya sea que tengan un C.I. medio, uno alto o uno inferior a la media, son seres maravillosos, increíbles, únicos y con una capacidad extraordinaria de hacernos sentir en las nubes al ser sus papás. Nadie como un niño para enseñarnos las lecciones más importantes de la vida.

Para conocer mejor la realidad sobre el asunto, hablaré de las cosas maravillosas que implica tener un hijo superdotado pero también de todas las cosas indeseables que vienen con el paquete de la alta capacidad.

LAS ALEGRÍAS QUE TRAEN LAS ALTAS CAPACIDADES

Debo decirlo, es maravilloso tener niños con altas capacidades en muchos sentidos. Son niños sorprendentes, todo menos aburridos. Jamás sabes lo que van a hacer o decir al minuto siguiente. Su creatividad  es desbordante y no paran de crear todo el tiempo. No importa si no los has motivado, si no les has dado materiales, si no les has enseñado a hacer algo, ellos solos lo descubrirán. De pronto los encontrarás haciendo alguna obra de arte en algún lugar raro de la casa. Si no sabes cómo enseñarles a hacer algo, tal vez te sorprendas al descubrir que ya lo han aprendido ellos solos. Si tienes dudas sobre algo, siempre tienes a tu pequeña enciclopedia ambulante en casa, que sabe cientos de datos curiosos sobre cosas rarísimas que te puede ayudar.

 Si decides educarlos en casa como yo, no importa cuantos días pasen "de pinta" por que no se retrasarán. Aunque decidieras no darles clases, ellos irían por algún libro de la repisa y comenzaría a leerlo y a aplicar lo aprendido rápidamente. Si se trata de ver un tema nuevo, con dos explicaciones bastará para que lo tengan comprendido, y con unos cuantos ejercicios, el tema ya estará dominado por completo. Si sucede alguna situación difícil en la familia, puedes hablarla con ellos y te comprenderán mejor de lo que lo harían muchos adultos. Muestran generosidad y empatía hacia el mundo en general. Son muy cariñosos, amorosos y viven la vida con intensidad. Ríen fuerte, cantan fuerte, y normalmente son niños seguros de sí mismos con una gran capacidad de liderazgo.

Son multifacéticos siempre en busca de novedades y aficiones. Sus talentos son tan variados como podrían ser; un día les interesa la geografía y al siguiente quieren saber sobre cocina. Su grado de comprensión es tal que puedes platicar con ellos al nivel de un adulto y escuchar sus puntos de vista, lo cual llega a ser fascinante. Son personas interesantes, capaces de ver las cosas desde ángulos muy distintos que no hubiéramos pensado. Como son tan independientes en algunos sentidos, pronto se las arreglan solos para hacer las cosas sin ayuda. Siempre hacen más y mejor de lo que uno esperaría.

LAS CALAMIDADES DE LAS ALTAS CAPACIDADES

Cuando hablamos de tener niños superdotados, todos levantaríamos la mano si nos preguntaran que si queremos uno. Bueno, yo creo que eso no es otra cosa que el desconocimiento del asunto. Como dice un dicho por acá en mi tierra "para conocer a Manuel vive con él"...osea que suena muy bien, pero la realidad no es necesariamente maravillosa. Y es que cuando decimos que tenemos un niño cuyo coeficiente intelectual que está por encima del 98% de la población, estamos hablando de alguien excepcional por lo mismo, y como todo lo que se sale de la norma conlleva anomalías, dificultades y asuntos indeseables.

LA SOBRE EXCITABILIDAD (S.E.) DE LOS SUPERDOTADOS

Los que no conocen sobre superdotados seguramente no la conocen ni se imaginan al grado que aqueja a nuestros hijos. Este fenómeno es muy común en los superdotados, y es un tema tan importante e interesante que lo dejaré para el siguiente post. 

 La sobre excitabilidad que poseen, es tanto psicomotora, como sensorial, emocional e intelectual. Esto hace que muchas cosas les molesten demasiado: el ruido, las luces, la comida picante, el agua en la cara, las etiquetas en la ropa, etc.. Entonces el simple hecho de querer darles un baño es una lucha. No soportarán el agua en la cara, no soportarán que les talles con una esponja que no sea completamente suave y se retorcerán si tratas de lavarles las axilas o el cuello. Si los peinas escucharás "ouch" unas cien veces antes de que queden listos. Pueden pasar de la risa al llanto en segundos y si se lastiman lloran como si fueran a morir.

Son muy sensibles y reciben cualquier crítica de forma muy dramática. Tampoco puedes sentarte tranquilamente a ver algo en la t.v que no sea absolutamente inofensivo por miedo de que en niño lo capte (aún con uno, dos o tres años) y después te haga un mar de preguntas y se quede pensando en ello por días. Todo esto ya es una lucha que no se puede ganar y debemos ser conscientes de que estas cosas no son inventos de ellos. Nuestros hijos en verdad sufren al ser hipersensibles y no lo pueden evitar.

LA HIPERACTIVIDAD

Desde que nacen uno se da cuanta que ese niño no es una personita fácil de criar. La mayoría lloran muy fuerte, se mueven y se retuercen mucho, siempre quieren más leche, mas brazos y más todo. Duermen mal y se despiertan con mucha facilidad. Hasta la fecha a la hora de dormir, nuestros hijos gastan sus mejores trucos para evitar ir a la cama y seguir con sus actividades.

Suelen interrumpir las conversaciones todo el tiempo. Muchas veces no pueden estarse quietos ni siquiera para comer. Tengo una hija que llega de ballet para pasar lo que le queda del resto de la tarde dándose maromas o intentando pararse de cabeza. Ni que decir de mi pequeño hijo que es un niño inquietísimo. Le resulta verdaderamente imposible dejar de moverse aunque sea por un rato o dejar de hablar. Estos niños hacen muchas cosas a la vez y les surge una idea tras otra, lo que hace que dejan lo que comenzaron incompleto y después lo siguiente.

EL PERFECCIONISMO Y EL TEMOR AL FRACASO

Son perfeccionistas pero por ello sufren buscando la perfección. Se ponen metas muy altas y luego les cuesta mucho aceptar el fracaso. Es cierto que su alta capacidad les permite ir más deprisa pero eso mismo hace que cuando un obstáculo se pone en su camino quieren esquivarlo con la misma facilidad y esto no siempre es así.

El dibujo debe quedar perfecto, la ropa ni muy ajustada ni muy suelta, las figuras de Lego deben ser idénticas a las del librito, los comida ni muy caliente ni muy fría, los colores deben combinar, las figuras siempre deben ser simétricas, etc. A la corta edad de 2 años mi hija Mariane ya podía colorear por dentro de las líneas, pero cuando no le salía perfecto tiraba los colores al piso y lloraba de frustración. Le costó un año completo superarlo y retomar sus gustos. Con mucha paciencia le fuí enseñando que los dibujos no debían ser perfectos y que llenar la hoja de colores o incluso salirse de las líneas era algo divertido y artístico. Hoy me da gusto ver que ha superado esa fobia pero aún tiene días en que le cuesta mucho permitirse un error. Si algo deben desarrollar nuestros hijos es la paciencia y perseverancia y hacerles ver que no todo tiene que ser perfecto para ser hermoso (no sé cuantas veces he repetido esa frase en esta casa).

LA OBSTINACIÓN Y REBELDÍA

A nuestros hijos les cuesta mucho aceptar órdenes y suelen ser testarudos casi por naturaleza. Para todo buscan una lógica y si lo que se les pide no parece tenerla se resisten a acatarla con todas sus fuerzas. Siempre quieren negociar (a veces lo logran sin que uno se de cuenta). Siempre creen tener la razón y sus ideas siempre les resultan mejores. Tan pronto como les des una orden ya estarán trabajando en maneras de evadirla y buscarán buenas razones para hacerlo.También se resisten a tocar temas que no les agradan. Si una materia no les atrae lo suficiente su actitud para aprender será pobre y será difícil motivarlos.

MIEDOS IRRACIONALES

Tienen muchas "ideas" Por ejemplo si creen que no es seguro subirse a un tobogán no lo hacen, y por supuesto, se pierden de toda la diversión. Si ven algo rojo flotando en su plato de comida asumen que puede ser picante y ¿quién pudiera convencerlos de que nadie le ha puesto picante a la sopa? Si yo le sugiero a mi hija que sería padrísimo conocer Hawai, ella me pregunta si estoy bromeando o que si acaso no sé que en Hawai existen volcanes activos. Tienen miedo a los  insectos, a los perros, a las alturas, a los espacios cerrados, a los incendios, a los terremotos, a las inundaciónes, a la muerte, a los ladrones, el calentamiento global, a que la tierra se salga de su órbita, y un sin fín de temas de ese tipo que les pasan por la cabeza..

LA DEPRESIÓN

Se preocupan demasiado por cosas que a veces no valen la pena y eso les causa angustia  y profunda tristeza. Sé de niños superdotados que han pasado terribles depresiones que lloran sin cesar sin ninguna causa, solo por que están tristes, y debo decir que muchas veces la escuela hace de nuevo su aparición en este aspecto. Como son tan sensibles, es de entender que el bulling o el estrés, pueden causar un daño muy profundo en nuestros hijos. El otro día leí un caso de un niño superdotado con apenas 10 años que deseaba quitarse la vida a causa de lo mucho que sufría por la incomprensión de los demás.

LAS DISINCRONÍAS

Nuestros hijos tienen disincronías muy marcadas ( a mayor c.i. mayor es la discicronía) Sucede por que el C.I. de nuestro hijo es tan alto que con 4 años puede tener una capacidad intelectual de 6, 8 o 10 años, pero en su madurez emocional sigue siendo un niño de 4 años. También se den las disincronías de lenguaje, cuando nuestro hijo tiene una capacidad de razonamiento muy alta pero su lenguaje aún no es capaz de expresar tan rápida o claramente sus pensamientos. Es común también la disincronía psicomotora, que surge cuando nuestro hijo es capaz de leer o dibujar muy bien y al mismo tiempo mostrar torpeza en la escritura. Generalmente sus pares les llevan ventaja en aspectos sencillos como atarse las agujetas o tomar de un vaso sin derramarlo, o andar en bicicleta a temprana edad.

LA ESCUELA LOS LIMITA Y DESMOTIVA

Nuestros hijos son "el patito feo" del sistema educativo. ¿por qué? simplemente por que no solo no se  les atiende, ni se les considera, ¡Ni siquiera se les detecta!  Se les obliga a sentarse, callarse y reprimir sus ganas se ir más aprisa en el conocimiento que tanto les apasiona. Se sienten desmotivados y terminan odiando las asignaturas y todo lo relacionado con el aprendizaje. Como ya lo he dicho antes, tienen hasta un 70% de posibilidades de llegar al fracaso escolar, pese a su gran capacidad intelectual. Muchas veces no son aceptados por que no encajan con los de su edad y son víctimas de bulling. Y ya que estamos sacando los mitos a la luz, debo decir que  nuestros hijos no son siempre los del cuadro de honor. Es difícil manteneros motivados dentro de un sistema que no fue creado para ellos. Es un reto encontrar ayuda para ellos por lo poco que los maestros e incluso directivos escolares saben sobre las altas capacidades, y ni que decir sobre el poco personal capacitado que existe para atenderlos.

Los niños con discapacidad, o con lento aprendizaje tienen centros especializados en su atención e integración. Tienen programas y metodologías específicas de los que sus maestros y papás pueden echar mano. Nosotros los que tenemos niños con alta capacidad solo tenemos eso y nada más. Lo que vaya a suceder con ellos muchas veces recae simplemente en nuestras manos. De ahí que me encuentre papás perdidos sin una idea de que hacer con su hijo, sintiéndose impotente al vera su hijo perder su motivación y desperdiciar sus talentos día a día.

DISCRIMINACIÓN SOCIAL

¿Me he sentido "discrimidada" por tener hijos de alta capacidad? En algún momento sí, y debo decir que cuando saqué el tema de las altas capacidades a la luz, noté un cambio en algunas mamás con las que solía platicar con toda tranquilidad. Cuando se juntan los papás a platicar las "proezas" de sus hijos es difícil no parecer una pesada al hablar de los tuyos. Una mamá con un hijo profundamente superdotado me dijo que ella evita este tipo de temas y prefiere no decir nada cuando las mamás comienzan a presumir a sus niños por que acabaría con la ilusión de todas ellas si les dijera que su hijo sabía las letras, los números, los colores, armaba rompecabezas y conocía todos los dinosaurios con su nombre científico cuando los suyos apenas comenzaban a hablar; o si dijera que ahora ya hace ecuaciones algebraicas mientras las mamás cuentan emocionadas que sus niños ya aprendieron las tablas.

Los que tenemos niños con alta capacidad no somos padres con "sentimientos de superiorirdad" como se tiende a pensar. Simplemente nos preocupamos por ellos. Nos sentimos abrumados al reconocer que nuestros hijos necesitan más de practicamente todo. Nos sentimos muchas veces incapacitados para atenderles como quisiéramos. El sentimiento de querer encaminarlos por el camino correcto se hace más fuerte a medida que entendemos sus necesidades especiales, y nos damos cuenta que los recursos para atenderlos están casi siempre lejos de nuestras manos.

LAS CARETAS

A veces para poder socializar tienen que usar "caretas" para no parecer pesados. Esta habilidad la van desarrollando al darse cuenta que el 99% de las personas y sobre todo de los otros niños no tienen los mismos intereses que ellos en un sin fín de temas que ellos aman. Mi hija mayor tuvo que aprender que sus amigas querían jugar a las barbies en vez de ver un documental interesantísimo (como ella les aseguraba a sus amigas) sobre el cual tomarían conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente.
Un día después de haber sentido un temblor en nuestra ciudad mi hija y su amiguita lo comentaban. La niña contaba el susto que había pasado y como todo se había movido, etc. La mía fue y sacó un libro para explicarle el por qué del movimiento de las capas tectónicas pero pronto se dio cuenta de que su amiguita no tenía la intención de profundizar en el tema.

LOS SABELOTODO CAEN MAL

Otra cosa que deja un sabor agridulce sobre nuestros hijos y es que suelen ser muy talentosos en muchas áreas a la vez. Por lo mismo cuando están con otros niños causan envidias o sentimientos negativos en los demás. He visto cómo los niños se sienten raros estando con otro niño que parece tener todas las respuestas de la vida y tantas habilidades tan desarrolladas que no se supone que aún deba tener. Un niño normalmente es talentoso para hacer algo, por ejemplo cantará bien. Su amiguito sabe meter los goles en el futbol y ambos reconocen sus logros. Uno dice "yo no se cantar bonito pero meto los goles en los juegos" el otro dice "que bien, por que yo no sé meter goles pero soy el mejor en el karaoke". Cuando el niño superdotado llega posiblemente no solo meta goles y cante bien sino que además puede ganarles en las damas, tocar violín y tejer proezas de estambre (por poner un ejemplo). Nadie se siente "bien" con un sabelotodo a un lado. Es por eso que como papás debemos enseñar a nuestros hijos la prudencia, ya que por ser niños no es algo que se les de de forma natural.

CONCLUSIÓN

De forma inesperada Dios nos bendijo con tres niños de altas capacidades. Yo más que nada lo veo como una difícil labor. El niño superdotado como cualquier otro tiene sus altibajos y no es ningún "ser superior" Sus altas capacidades conllevan calamidades o asuntos indeseables que debemos enseñarles a enfrentar como a cualquier otro niño.

No hacemos énfasis en la detección temprana y la atención de las altas capacidades por presunción.Tengan por seguro que si Dios nos hubiera dado algún niño con discapacidad con el mismo amor, tiempo, esfuerzo y dedicación hubiéramos buscado la mejor manera de atenderlo tal como hacemos ahora con nuestros hijos.
Los papás de niños superdotados, a veces nos sentimos reprimidos, no queremos caer mal y decidimos callar y no actuar. Es más fácil de esa forma; pero no tengamos temor de hablar de este tema en alto, nuestros hijos lo valen. No hay nada más triste de ver que un niño superdotado deprimido y sin poder usar sus talentos.

Hace poco leí algo muy cierto que decía "Cada don contiene un peligro. Cualquier don que recibimos tenemos la obligación de expresarlo. Y si la expresión se ve bloqueada, distorsionada o languidece, entonces el don se vuelve contra nosotros y sufrimos"..

Meditemos en eso como padres y decidamos dejar de ignorar las altas capacidades. No se trata de querer que nuestros hijos sean necesariamente los mejores, sino de que nosotros como sus padres queremos lo mejor para ellos. No nos conformemos con lo poco, busquemos lo mejor, aunque cueste.

15 comentarios:

  1. Gracias amigaaaa...desde hace días que he querido dartelas pero ando dulcemente enrrollada con todo esto de la navidad, pero cuando tenga un tiempito, te cuentolo que me sucedió con mi beba, que casi me mata del susto y tienes razón educar a un niño genio...ufff es agotador y alucinante.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Ya cuéntanos Alana, que nos tienes en la espera! jaja..

      Eliminar
  2. Nada más que añadir Diana, no sé como has sido capaz de condensarlo todo. A mi el resto de mamás me decían (sin saber que eran superdotados): -Bah, pero es que los tuyos son un caso aparte
    o no se lo creían...Hace mucho tiempo que no hablo de las habilidades de mis hijos (seguramente como dices hago mal) pero estoy cansada de justificar y ya me di cuenta de que si me quejo por mis problemas a los demás no les parecen problemas así que...escribo en el blog ;)
    Un besito desde España y sigue con animo y paciencia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. "Los tuyos son otra cosa" ¿Cuántas veces he escuchado eso??..
      Tienes razón, escribir en el blog ayuda y también nos ayuda a estar en contacto con otras mamas que están pasando cosas similares.

      Saludos y besos!! ;)

      Eliminar
  3. Me ha encantado este artículo. Me siento muy identificada con muchos de los puntos en mí y también en mi hija. Espero hacer todo lo posible por motivarla y ayudarla, cosa que mis padres (por ser otra época) no supieron hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Así es y que bueno que podamos motivarlos con conocimiento de causa. En tu caso es de gran ayuda que te identificas con ella y la entiendes y eso te facilita el poder atender sus necesidades mejor. Saludos!!

      Eliminar
  4. ¿Qué juguetes son los más adecuados para niños con altas capacidades? ¿Algún consejo? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. ¡Hola!
      No se dónde vives, pero en Estados Unidos puedes visitar TOYS R US. Ahí encuentras muchos juguetes educativos.
      Aquí te dejo el enlace:
      http://www.toysrus.com/category/index.jsp?categoryId=2256399

      Yo en lo personal te recomiendo un juguete que se llama "snap circuits" En donde el niño tiene un manual con 100 diferentes proyectos en los que aprende a construir circuitos eléctricos. Es muy fácil de usar incluso si no habla inglés, ya que incluso solo con la ilustración puede ayudarse. Parce aburrido pero no lo es!
      Mi hija lo tiene desde los 6 años y nunca deja de sorprenderse con él. Te dejo el enlace:
      http://www.toysrus.com/product/index.jsp?productId=3251324

      Otras recomendaciones clásicas para los de alta capacidad serían: Un globo terráqueo. El de "leapfrog" es muy recomendable y divertido. Ese no lo encontré en la tienda TOYS R US. He visto que lo venden en Sears y Liverpool y posiblemente en Sanborns.
      Te dejo un video para que veas cómo funciona:
      http://www.youtube.com/watch?v=jcvdfvSAdVU

      Sobre construcción aquí te dejo un enlace para que veas toda la variedad. Te recomiendo sobre todo los de K'NEX
      http://www.toysrus.com/family/index.jsp?categoryId=3252052&view=all

      Algunos electrónicos:
      http://www.toysrus.com/category/index.jsp?categoryId=2256390

      Si es niña también puedes escoger algo sobre diseños de moda que traen plantillas y telas. Les gustan mucho:
      http://www.toysrus.com/category/index.jsp?categoryId=2256390

      Otros clásicos son el microscopio, el telescopio, juegos de Rubik's cubes, juegos de mesa, puzzles, ect.

      En fín, hay mucha variedad sobre todo en las tiendas especializadas en juguetes educativos.

      Espero que te haya servido. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Buenas tardes me llamo Ana Lilia Montoya Gamboa y tengo un niño de 10 años con sobrecapacidades tiene año y medio que descrubrimos eso don que dios le dio y desde ese momento a sido dificil poder adaptarce a sus necesidades porque no hay lugar donde nos puedan ayudar, ya encontramos la forma de trabajar con el pero siempre sera de ayuda saber como otros papas trabajan con otros niños con sus mismas capacidades, hace poco estuvimos en un lugar llamado CEDAT que solo es una tomada de pelo pero bueno tambien de lo malo se aprende, este es el correo de mi hijo erickpiojito@live.com.mx esperando poder compartir con tigo muchas de las cosas que en comun tenemos con nuestros hijos te mando saludos y por cierto vivimos en el estado de mexico.

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    En lo personal nuestros niños estudian en casa. Hace poco decidimos educarlos asi y estamos mucho mas tranquilos (ellos y nosotros). No les damos trabajo excesivo, mas bien tenemos un pequeño horario con algunas actividades diarias que tratamos de cumplir (aunque no siempre se logra al pie de la letra). También por el momento están inscritas(las niñas) por gusto de ellas en clases de ballet, y música. Estamos viendo la forma de apuntarlas en clases de pintura que tambien disfrutan mucho, pero el horario a veces se les satura y no queremos llenarles todas las tardes. Nos hemos concentrado en ver qué cosas les gusta hacer y las que no solo las vemos superficialmente. Estamos viendo las asugnaturas de forma relajada pero veo que han avanzado mucho por su cuenta (obviamente mas de lo que avanzarían en la escuela). En mi cd. no existen lugares para la atención de las AC, por ese motivo hemos hecho las cosas por cuenta propia. Aveces como papás no nos quede de otra que buscar nosotros mismos cómo atender esas AC de la forma que nos parezca mas probechoso y ganar confianza como padres de que podemos hacerlo.

    Cuéntanos mas de tí y de tu hijo. ¡Saludos y felicidades por tu hijo!

    ResponderEliminar
  7. Deseo agradecerle de todo corazón por este artículo. Mientras lo leía recordé mi niñez y las limitaciones de mis padres para atender mis necesidades.
    "Cualquier don que recibimos tenemos la obligación de expresarlo. Y si la expresión se ve bloqueada, distorsionada o languidece, entonces el don se vuelve contra nosotros y sufrimos". Si, se sufre!
    Felicidades por dedicarse a hacer todo lo que está en sus manos para atender a sus hijos, que Jehová Dios los siga bendiciendo en esta maravillosa aventura.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por estas líneas, me sentí identificada, me emocioné...gracias!

    ResponderEliminar
  9. Querida Diana: debo agradecer tu artículo y la ilustración que haces de los razgos más destacados en los niños con ACI. La verdad es que en internet podemos encontrar mucha información pero creo sentirme muy identificada con tus apuntes. Te cuento que soy una mamá muy calladita y por las actitudes que muestran otros hacia los niños de uno, nos vemos en la obligación de mostrar caretas o callar nuestro orgullo. En el colegio de mi hija su profesora siempre la destacó y por eso los otros papás sabían de mi niña, pero aunque así era, con mi esposo hemos decidido dejar a nuestros niños en casa, ya que desde prekinder y kinder en el colegio nunca fueron capaces de potenciar sus capacidades y ayudarla a sentirse interesada en las clases, ella ya leía a los 3 años, yo no culpo a sus profesores, sino al sistema, no hay colegio que sea capaz de asistir a estos niños y si existe alguno no está al alcance de nosotros (hablando de lucro en la educación). No queremos ver a nuestra niña frustrada el día de mañana y perder esa ansiedad y luz que expresa cuando se le ocurre aprender sobre algo y con toda sinceridad siento que le sucede a la mayoría de los niños, no sólo los con ACI. En gran parte es culpa del sistema, de la sociedad actual y sus prioridades. Me sentí muy identificada y me reí mucho sobretodo en sus actitudes hiperactivas jaja, realmente hacen muchas cosas a la vez, si ven TV no pueden sentarse sólo a hacer eso, tienen que estar con un juguete y plastilina o dibujando y creando montañas o túneles, lo mismo que al comer. Bueno, muchas gracias y sigue escribiendo, lo haces muy bien. Cariños de Michol, desde Chile.

    ResponderEliminar