domingo, 23 de septiembre de 2012

Si son tan inteligentes ¿por qué son difíciles de identificar?

Tal como el camaleón, nuestros hijos tratan de camuflarse en el salón de clases para pasar desapercibidos.

"No creo que mi hijo sea superdotado”... es lo que decimos los padres, justo antes de tener un diagnóstico positivo en las manos.

Mamás, no buscamos necesariamente a un niño que a los cuatro años recite completo a Hamlet, ni uno que de conferencias dé robótica a los seis. Recodemos nuevamente que son niños normales, solo que aprenden y piensan de forma diferente.

Siempre me ha sorprendido el hecho de que sean los mismos padres los que nieguen la posibilidad de tener un hijo superdotado cuando todos a su alrededor nos damos cuenta de que lo es.

A veces como somos perfeccionistas no consideramos la posibilidad cuando nos damos cuenta de las carencias de nuestro hijo. Al platicar con otros padres de niños con alta capacidad, nos damos cuenta de cuánto tenían nuestros hijos en común, y mientras su inteligencia asombra en muchas áreas, en otras parece no dar el ancho. Cosas tan simples como no poder atarse las agujetas con facilidad o batallar para andar en bicicleta nos hacen pensar que nuestro hijo no tiene probabilidades de poseer altas capacidades.

Tengo varios meses metida en un foro para mamás con hijos de alta capacidad, y he aprendido más que si me hubiera leído una enciclopedia completa sobre “superdotación”. Lo digo porque al compartir los hábitos, manías, y habilidades de nuestros hijos, llegamos a conocerlos profundamente.
 Casi todos los días en el foro aparecen nuevos padres preocupados, con o sin el diagnóstico de sus hijos, pensando qué hacer con ellos. Mientras las que tenemos ya tempo ahí, de pronto nos sentimos afortunadas de haber descubierto en nuestros hijos esas famosas altas capacidades, casi por equivocación. Me refiero a que en esto aún hay mucho desconocimiento, por lo tanto, es casi un milagro que un padre note que su hijo es algo diferente al grado de quererle hacer pruebas. Y cuando no es el padre el de poca fe, es el maestro; de ahí que el 98% de ellos tristemente nunca sabrá de sus altas capacidades.

Debemos saber que la mejor edad para detectar si un niño tiene altas capacidades es entre los 4 y los 8 años. Algo curioso sucede, si al niño no se le detecta a tiempo; y es que entre más pasa el tiempo sin ser detectado, el niño tiende a esconder sus aptitudes especiales para no sobresalir. A esto se le conoce como "efecto pigmalión negativo"

Un niño de alta capacidad se da cuenta que es diferente, pero no  entiende por qué los niños de su edad no piensan como él ni parecen tener sus intereses.  El niño no sabe manejarlo, así que simplemente trata de camuflarse y pasar desapercibido. Al no ser atendidas sus necesidades educativas, el desánimo o fastidio se hacen presentes y entonces empieza a salir mal en la escuela, lo que lleva tanto a padres como a maestros a pensar que es un problema de actitud, sin darse cuenta que ese fastidio tiene un origen en las altas capacidades. Por eso es tan difícil detectarlos después de los ocho años, porque para entonces el niño ¡ya no parece ser un superdotado!

Entonces ¡ojo!, ciertamente no buscamos un niño de 10´s, ni uno que aparenta ir encantado a la escuela, sino posiblemente todo lo contrario. Puede que sea un niño que empezó muy bien y de pronto bajaron sus calificaciones, que se queja de que se aburre en la escuela, dice que no quiere ir, o se inventa “males” para faltar a clases  o que molesta a sus compañeros. Puede ser que sea muy distraído y parezca estar siempre en las nubes. Se dan mucho también los problemas de sueño ya que a veces duermen muy poco o muy mal y en la escuela suelen preferir jugar con los niños mayores o incluso prefieren estar solos.

Papás, seamos sinceros, todos quisiéramos tener un niño con altas capacidades, y esto sin duda es causa de orgullo en los padres, pero también es una enorme responsabilidad que conlleva un alto precio.

Si tienes dudas sobre si tu hijo es o no superdotado te recomiendo leer
"DETECTANDO SUPERDOTADOS" en donde podrás encontrar más información sobre la identificación y su importancia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada